Emprendimiento

30 y hueón

Hace un tiempo se volvió viral un comentario en facebook sobre la vida a los 30, semi-titulado “30 y cansado”.

Tengo 30 años y comparto plenamente lo que dice Nacho Vigoroux. Este sistema es una mierda, está mal hecho; nos hace transportarnos como sardinas, comprar cosas que no necesitamos a precios ridículos. Este sistema nos llena de deudas impagables, nos come todo el sueldo y nos deja cansados.

Te preguntas por qué este “cansancio”. Te compras unas vitaminas y sigues mal.

“Seguí mal porque no hací ejercicio”. Vamos entrando al gym y metiéndole dieta. Pero sigues mal, ahora duermes poco.

“Obvio, arregla tus horarios hueón y duerme 8 horas”. Aún así sientes que estás en una máquina, cansado, con rutinas para tratar de sentirte mejor.

 

Que mierda.

 

Como dice Nacho, esto no es normal, no es natural, pero ya estamos tan acostumbrados que asumimos que es normal.

No hay que hacer mucha matemática para concluir que al final del día te quedan unas pocas horas para hacer lo que te gusta y terminas viendo netflix para relajarte, no te das cuenta y ya estás en un nuevo día de rutina.

No nacimos para eso, no nacimos para emocionarnos sobre los 21 días de vacaciones al año.

 

“Me voy a ir al sur, quiero vivir en el campo, tener una vida más tranquila” – No viste lo que pasa en Chiloé? Sorry pero la verdad no hay dónde escapar a este sistema mal construido.

 

Creo que si bien el sistema es una mierda, estamos atrapados. No porque no podamos escapar, sino porque nos gusta.

Si te dijeran que el último capítulo de Game of thrones solo se podrá ver en cines a $10.000 la entrada – LO PAGAS.

… y sin un mínimo cargo de conciencia publicaremos  #GOTseasonfinale #Cine

 

Yo no soy un tipo de 30 y cansado, soy un tipo de 30 y un hueón. He sido moldeado para aguantar, y ese es mi mal. Diseñado desde el colegio para estar sentado y seguir instrucciones, todo como un manual.

Hoy, que tengo la mayor libertad y conciencia sobre mis decisiones, sigo aguantando. Sigo aceptando que esta vida es normal.

Como un cansado mas me doy cuenta que soy un hueón, he estado jugando este juego llamado vida de la peor forma.

 

Que me queda por hacer? tomar acción, hacer algo, dejar de quejarme.

He decidido empoderarme de mi vida. Tengo que darme cuenta que aguantar puede traducirse en un 40 y agotado, un 50 y arrepentido.

 

En qué creo:

  1. Seguir mis sueños, no importa el tamaño y naturaleza. El destino del sueño no me hará feliz, sino que el camino y la persecución de este genera una emoción inexplicable.
  2. Seré consciente de mi mismo. Consciente de cuánto control tengo sobre mi vida, reflexivo sobre mis capacidades y habilidades.
  3. Haré que el tiempo sea mi moneda de cambio. Fuera de seguir mis sueño, lo que quiero ganar no es $, quiero ganar tiempo.
  4. Tomaré decisiones y quemaré las naves. Seré atrevido y no temeré, porque no tocaré fondo y si lo hago estoy seguro que me levantaré más fuerte.
  5. Dejar de lado los prejucios y la brutal honestidad es vital en mi juego. Esto atraerá a las personas indicadas que me pueden ayudar a alcanzar mis metas.

 

Juguemos el juego de la vida de la mejor forma. Entendamos que si estamos cansados del sistema es porque estamos jugando mal.

Dejemos de ser hueones.

Si has llegado hasta aquí, es por que este post te ha sido de utilidad, ¡Anda dale 5 estrellas!

30 y hueón
5 (100%) 1 vote[s]

Comentarios

comentarios